fbpx Skip to main content
microrrelato

#318

By 14 noviembre, 2021noviembre 30th, 2021No Comments

Sueño que estoy en una gran casa y es verano. Era la casa de campo de mi familia, aunque nada tenía que ver con esta. Puedo ver a mi padre a través de una ventana recostado en el jardín sobre una tumbona. Le oigo decir que agosto ya no es tan caluroso. Se nota una brisa fría en el ambiente. Me dicen de ir de viaje y yo accedo y preparo mi maleta. la lleno de objetos inútiles (botellas de plástico y botes vacíos). Parto con un grupo de gente y vamos a una estación de tren subterránea que parece un túnel de autopista con muchos carriles. Los trenes no paran de pasar a toda velocidad y nosotros estamos en un andén central, esperando a un tren. De repente me doy cuenta que no he traído ropa en la mochila y siento que debo volver a casa a por ella. Les pido a mis acompañantes que me esperen, indicando que vamos bien de tiempo y procedo a volver a la casa. Pero en los sueños, como sabéis, nunca puedes volver sobre tus pasos porque todo cambia por segundos. No encuentro el camino de vuelta y ahora tampoco recuerdo cómo volver al tren. Estoy en medio de una ciudad en obras, llevan de vallas, excavadoras y montañas de tierra y piedras. Me recorre una angustia tremenda porque voy a perder el tren. Estoy perdido en medio de un caos urbano.

Voy a perder el tren.

Voy a perderlo.

Entonces despierto.

Siempre sueño que pierdo un tren, o un avión, o un autobús.

Siempre.

Leave a Reply

19 − 7 =