fbpx Skip to main content
microrrelato

#278

By 5 octubre, 2021noviembre 30th, 2021No Comments

Le gustaba disfrutar aquellas fiestas de celebridades cobijado en el anonimato de ser desconocido para el gran público y también para las propias estrellas de cine y música. Le parecían fascinantes, aquellas rutilantes personalidades llenas de ego, intentando brillar más que la de al lado y fagotizar todo lo que estuviera a su alrededor. Pidió otra copa en la barra y fijó su atención en aquel actor tan de moda, con tantos seguidores en redes sociales. Estaba arropado por su séquito. Daba la sensación de no tocar el suelo con los pies. Reía, de aquella manera tan de posado. No quería divertirse, quería que vieran que se divertía. Reconocía esos ademanes, esos gestos, esos aires. Los había visto demasiadas veces desde que empezó en aquel negocio.

Siguió observándolo, desde la oscuridad de la barra de aquella concurrida sala. En un momento dado, vino hacia donde se encontraba. No apartó la mirada de él ni por un momento. El actor lo notó, por supuesto, pero era algo que ya obviaba por ser demasiado habitual.

Vio cómo pedía una copa y constató el desprecio con el que trataba al camarero. Le espetó para que apremiara. Su tiempo era oro. También aprovechó para vejar un poco a aquella otra actriz que había cogido algunos kilos. Su séquito rió como urracas.

Contempló al séquito alejarse, con la estrella llevada entre algodones.

Sonrió para sus adentros, con algo de amargura. Había visto aquello demasiadas veces. También sabía cómo terminaban esas ínfulas. Como una pompa de jabón.

Estrella, sí. Fugaz, también.

 

Leave a Reply

11 − 6 =