fbpx Skip to main content
microrrelato

#261

By 18 septiembre, 2021noviembre 30th, 2021No Comments

He decidido mudarme de la ciudad. Ahora mismo es literalmente un infierno vivir aquí. Es una pena, porque la verdad es que mi trabajo me gusta, gestionando cuentas en la agencia de publicidad. Y tengo un buen apartamento. Y gano bastante dinero.

Pero hay días que moverse por el centro es imposible, y no precisamente por el tráfico. Varios días a la semana hay calles cortadas porque han sido arrasadas en algún disturbio. El monorail intenta ser volado al menos una vez al mes. La ciudad tiene el mayor índice de delincuencia del país. Lo cual significa, a efectos prácticos que una de cada dos personas que había la ciudad ha sido víctima de un crimen en algún momento. Yo, que trabajo en el centro, he sido atracado una docena de veces y viví dos situaciones como rehén. Hay sobrepoblación de criminales y las autoridades siempre han estado totalmente desbordadas. Al menos hasta que apareció él. Pero realmente las cosas no fueron a mejor. Al principio sí, pero luego no.

El problema es que al surgir un tipo disfrazado que combatía el crimen vino acompañada por la aparición de otros tipos disfrazados que ya no se conformaban con robar bancos. No solo supuso que no descendiera la delincuencia, si no que el problema empezó a ser que fuera más probable que un psicópata disfrazado de payaso quisiera volar la ciudad tres veces por semana que el que te atracaran o asesinaran en el metro.

Incluso mi apartamento fue medio arrasado como daño colateral en una lucha entre supercapullos de estos. El seguro incluyó una cláusula en la que no se hacía responsable de los daños producidos por superhéroes o supervillanos. Creo que ahí empecé a pensar seriamente en mudarme.

Lo último que me apetece es acabar atropellado por el supercoche de un tipo disfrazado de murciélago en una persecución contra un tipo disfrazado de pingüino. No sé quién está más zumbado de todos.

De verdad que vivir en Gotham es una auténtica mierda.

Leave a Reply

diecinueve − 3 =