fbpx Skip to main content
microrrelato

#151

By 31 mayo, 2021junio 10th, 2021No Comments

Aquella noche lo perdí todo jugando al poker. Todo. Y ahí fue cuando entendí que a lo que realmente era adicto no era a ganar, era a perder.

Había algo en la sensación de la derrota, en perderlo absolutamente todo, que me hacía sentir más vivo que cuando tenía una gran noche y ganaba una fortuna.

Porque cuando ganaba, me sentía un impostor, sentía dentro de mí que no me lo merecía, que había hecho alguna trampa (realmente nunca hice, he de decir) o que mis contrincantes habían sido gente muy mediocre.

Pero el perder… ese castigo… oh, eso sí que lo saboreaba.

Eso sí lo merecía.

No había nada como el sabor de la derrota.

Solo me levantaba para poder volverme a caer una vez más.

Leave a Reply

doce − 3 =