fbpx Skip to main content
microrrelato

#145

By 25 mayo, 2021junio 10th, 2021No Comments

Había sido una noche agotadora. Cerró la puerta de su apartamento y se desplomó en una silla. Se quitó la máscara y se dio cuenta de que le sangraba el rostro. Su cuerpo era un mapa de dolor. Nuevas heridas, hematomas y posiblemente alguna costilla rota. Fue al baño y se quedó un rato mirando su cara. Un moratón azulado empezaba a expandirse por la mejilla izquierda. El labio roto le escocía. Escupió y agradeció no haber perdido ningún diente esa noche.

Llevaba menos de 3 meses siendo justiciero enmascarado (todavía no tenía ni nombre oficial, pero la prensa le llamaba “el vengador nocturno”, no le disgustaba). Se preguntaba cuánto tiempo podría aguantar con ese ritmo. Había estado varias veces en serios aprietos. Lo más frustrante era que la delincuencia no parecía disminuir.

Se sentía bastante desmotivado. Además, no estaba saliendo todo lo bien que esperaba. A veces cometía errores. Como la paliza de la otra noche a un pobre diablo que confundió con otro. Acabó en el hospital.

Le daba la impresión de estar perdiendo el control. Había decidido hacer aquello porque como poli se sentía maniatado.

Pero ahora ni siquiera sabía a ciencia cierta si lo que estaba haciendo era correcto.

Tampoco sabía si podría detenerse a menos de que acabara muerto en las calles.

Se mentía. Sabía perfectamente la respuesta.

 

Leave a Reply

diecinueve + 5 =