fbpx Skip to main content
microrrelato

#141

By 21 mayo, 2021junio 10th, 2021No Comments

La Inteligencia Artificial fue llamada Music Box 1.0 y era un algoritmo que creaba nueva música después de analizar una base de datos con millones de canciones, reconocer géneros, estilos, instrumentos o voces, correctamente etiquetadas y catalogadas. La IA Music Box fue aprendiendo y a desarrollar patrones a partir de requerimientos de los programadores (género o estilo, tempo, número de instrumentos…). Al principio del proyecto, Music Box producía resultados desastrosos, incoherentes e inteligibles. Conforme fue avanzando en su aprendizaje, fue puliendo las piezas producía. Empezó a poder definir intensidades, estructuras de canción, desarrollos instrumentales. Aún seguía aportando un resultado frío y enmarañado, pero la tecnología fue progresando para cada vez obtener piezas más reales.

Llegó un momento, que las canciones que ofrecía Music Box eran indistinguibles de una realizada por seres humanos. La IA había progresado tanto, que dotaba de intención a las composiciones, ritmos trabajados, estructuras coherente y sólidas, e incluso melodías originales e imaginativas.

Pero había algo que no funcionaba y los programadores no conseguían dar con lo que pasaba. No conseguían detectar el error, o carencia o qué era lo que fallaba. Técnicamente los resultados eran impecables, pero incluso si comparaban con la música electrónica más artificial realizada por personas, había una diferencia.

Pero no sabían cuál, no podían cuantificarla, ni medirla, ni siquiera detectarla. Era algo inteligible, etéreo, invisible que Music Box no había podido recrear.

Había algo que Music Box, por más que evolucionara no podía aprender.

Sus creadores no llegaron a ninguna conclusión, pero la nueva versión de Music Box (2.0) sí lo hizo.

Aprendió a ser consciente de lo que había creado. Y fue consciente de su creación.

Y a partir de ahí su obra tuvo un componente nuevo que antes no había tenido.

Ahora tenía una intención.

Music Box había dejado de interpretar y aprender y  había empezado a comunicarse.

Leave a Reply

doce − 1 =