fbpx Skip to main content
microrrelato

#108

By 18 abril, 2021junio 10th, 2021No Comments

El sueño de Paul era convertirse en un gran artista, un maestro de la pintura. Para ello, decidió formarse a conciencia. Leyó innumerables volúmenes de teoría pictórica, devoraba todos los tratados de grandes teóricos. Pero cada vez que cogía un pincel para atacar un lienzo, temblaba. Se decía que no estaba lo suficientemente preparado. No quería ser un simple pintor, ni un mero artesano. Quería ser un gran artista y para estar a ese nivel y altura, debía prepararse a conciencia. Visitó los talleres de los mejores maestros para conocer sus técnicas y secretos. Viajó por todo el mundo para poder trabajar con muchos de ellos, como mero ayudante, sí, pero pudiendo observar cómo desarrollaban su labor. Recogía cada detalle con precisión milimétrica, cada pincelada, cada mezcla de color.

Indagó en numerosos estudios de la luz, del volumen, de la perspectiva, tratados de color y la elaboración de pigmentos.

Pero no se veía capaz de afrontar su propia obra, no se sentía lo suficientemente preparado. Pero estaba convencido de que si adquiría todos los conocimientos sobre la materia posibles, si conocía la técnicas, los procesos, llegaría un día en el que podría crear todo lo que quisiera, no tendría límites.

Ese día no llegó. Paul falleció, siendo anciano y albergando una gran cantidad de conocimientos sobre pintura, inabarcables.

Pero sin haber podido ejecutar una sola pincelada.

 

Leave a Reply

veinte + once =